Las piezas del Sistema Estatal Anticorrupción
. 25 julio, 2017

“Conocimiento es poder” -Francis Bacon

Por fin tenemos Sistema Estatal Anticorrupción (SEA), al menos en papel, gracias a que el pasado 13 de julio se votó por unanimidad la Ley que lo crea. Esto quiere decir que se cumplió con la exigencia de llegar con las reformas legales suficientes al pasado 19 de julio, día en que empezó formalmente a funcionar el Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Aunque esto es motivo de celebración, todavía no podemos cantar victoria, puesto que falta una larga lista de pendientes que hay que atender para cerciorarnos de su correcto funcionamiento.

El SNA es la instancia de coordinación de distintas instituciones para crear una política anticorrupción integral en el país. A pesar de que detrás de él se encuentran las mejores intenciones, sigue siendo complicado de discernir y de comunicar para la ciudadanía, lo que implica un riesgo que podría conllevar a que nadie lo use. Por ello, este artículo buscará esclarecer puntos nodales dentro del SEA en Yucatán, principalmente cuáles son las nuevas instituciones que tenemos que entender y a qué procesos hay que estar atentos.

Uno de los principales espacios para el combate a la corrupción son los Comités de Participación Ciudadana (CPC) de cada estado, integrados por cinco ciudadanos de probidad, solvencia moral y prestigio que se hayan destacado por su contribución a la transparencia y la rendición de cuentas. Estos integrantes serán nombrados por una Comisión de Selección, conformada por otros siete ciudadanos que emanen de organizaciones de la sociedad civil o la academia.

El propósito de que el CPC sea nombrado por una Comisión de Selección responde a la necesidad de resguardar la autonomía del CPC, ya que es la instancia de vinculación con las organizaciones sociales y académicas de Yucatán. Por definición, se trata de una institución ciudadana.

El CPC tendrá las facultades de proponer al Comité Coordinador, la máxima instancia de decisión del SEA, mecanismos para que la sociedad participe en la prevención y denuncia de faltas administrativas y hechos de corrupción. Así también, podrá emitir recomendaciones y propuestas que la sociedad civil yucateca quiera realizar con distintos órganos de gobierno en la misma materia.

El Presidente del CPC también presidirá el Comité Coordinador, tomando una de las siete sillas del mismo; los demás integrantes del CPC pertenecerán a la Comisión Ejecutiva, junto con el Secretario Técnico. El Comité Coordinador es crucial para la lucha contra la corrupción, pues emite recomendaciones públicas para prevenir faltas administrativas, así también, puede emitir exhortos ante presuntos actos de corrupción que requieren aclaración y fijar criterios de colaboración con otros entes públicos en materia de corrupción, entre otras facultades.

La Comisión Ejecutiva se encargará de proveer insumos técnicos para que el Comité Coordinador realice sus funciones. En ella también estará el Secretario Ejecutivo, que se encargará de ejecutar las decisiones tomadas por el pleno del Comité Coordinador. Será nombrado por el Comité Coordinador, previa autorización del CPC, en una votación favorable por al menos cinco de los siete integrantes del Comité.

Además de estos organismos cruciales para la lucha anticorrupción, también se encuentra el Vice Fiscal Especializado en Combate a la Corrupción. Éste se encargará de investigar todos los actos de presunta corrupción en el estado y que tendrán sanciones graves, ya sean administrativas o penales.

Por la naturaleza de su trabajo, el Vice Fiscal también debe de gozar de la mayor cantidad de autonomía posible, por ello es nombrado a través de una terna propuesta por el gobernador y ratificada por dos terceras partes del congreso. En otros estados existen esquemas que proveen todavía mayor autonomía; un ejemplo de ello es el Fiscal de Nuevo León, que es nombrado únicamente por el congreso local, en una convocatoria pública diseñada por la Comisión de Selección.

Entender las piezas del SEA de Yucatán no solo es una labor importante, es crucial. El Sistema fue creado de forma tan compleja que para el ciudadano de a pie podrá parecerle inútil o un acto de simulación, cuando lo cierto es que depende de nosotros para que sea todo lo contrario. Estas instituciones valen la pena ser entendidas, utilizadas y ocupadas por nosotros, los ciudadanos yucatecos que no estamos dispuestos a permitir que se siga lucrando con el dinero y los recursos que son de todos nosotros. Hagamos lo nuestro y no dejemos que los corruptos se salgan con la suya.

En más de 140 caracteres: #VamosPorMás dijimos empresarios, académicos, organizaciones de la sociedad civil y ciudadanos en general, en la CDMX el pasado 17 de julio, con Diego Luna como nuestro vocero, y en Yucatán, el pasado 18 de julio, con su servidor y Gustavo Cisneros como voceros. En los eventos exigimos cuatro puntos particulares: 1. Una Fiscalía General independiente, 2. Nombramientos apegados a los mejores estándares, 3. Recursos para los Comités de Participación Ciudadana y 4. Reformas legislativas a las Leyes de Obras Públicas, las relativas a las finanzas de los partidos y revisar la figura del fuero a los políticos. Que no quede duda, esto apenas empieza y ¡podemos estar mejor!

Artículo publicado en el Diario de Yucatán, el 25 de julio.