Los yucatecos y el Internet
. 7 agosto, 2017

“Si tu negocio está fuera del internet, entonces tu negocio está ‘fuera del negocio’”

-Bill Gates

Internet se ha vuelto una herramienta básica para cubrir las necesidades del mundo contemporáneo. Tan solo en la última década, el número de usuarios conectados a través de esta red se ha multiplicado tres veces, pasando de aproximadamente 910 millones en 2004 a casi 3 mil millones en 2014, según datos del sitio Internet Life Stats.

No son solo los usuarios de internet quienes crecen con el tiempo. Un estudio reciente de la OCDE revela que internet es un gran medio para aumentar la  productividad de una economía, incluso ante condiciones adversas, como corrupción excesiva o mano de obra poco calificada. Así también, internet es una gran herramienta para vigilar la progresión de los derechos humanos en el mundo. Por dar un ejemplo, gracias a internet, la activista cubana Yoani Sánchez alcanzó gran notoriedad, a través de su blog Generación Y.

Por sus grandes beneficios, tal parece que internet ha llegado para quedarse, pero ¿es así en todas partes? O, dicho de forma más puntual, ¿es así en Yucatán? ¿Qué tanto ha penetrado internet en nuestro estado y qué tan importante es para nosotros? ¿Quiénes usan internet en Yucatán, qué tanto lo usan y a través de qué medios? Para responder a estas preguntas, utilizaré datos de dos encuestas del INEGI: el Módulo sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en el Hogar 2001-2014 (MDUTIH 2014) y la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en el Hogar 2015 (ENDUTHI 2015).

Primero, el número de usuarios de internet en Yucatán ha aumentado de manera dramática, pasando de poco más de 177 mil en 2004 a 780 mil en 2014, lo que representa un incremento de más de 400 porciento. De hecho, el incremento en Yucatán fue más dramático que el registrado en el resto del mundo durante el mismo periodo de tiempo.

A lo largo de los años, los usuarios de internet yucatecos también se han diversificado. Mientras que en 2001 56 por ciento eran profesionistas, hoy solo representan 20 por ciento de la población total de usuarios en Yucatán. Esto puede ser resultado de la mayor penetración de las tecnologías de la información (principalmente a través de teléfonos celulares “inteligentes”), así como de un cambio en la edad de los usuarios de las plataformas tecnológicas.

En términos de frecuencia, el uso de internet también ha ido en aumento, con 40 por ciento de los usuarios reportando uso diario en 2014, a diferencia del 7 por ciento en 2005. Durante el mismo periodo, la gente que utilizaba internet de forma semanal ha disminuido considerablemente, pasando de 75 a 51 por ciento de los yucatecos.

Entre los usos que los yucatecos damos a internet, los cinco principales son: envío de mensajes instantáneos, obtención de información, entretenimiento, acceder a sitios gratuitos con contenido audiovisual como YouTube y acceder a redes sociales. De los usuarios de redes sociales, 99 por ciento utiliza Facebook, en contraste con 27 por ciento que utiliza Twitter y 28 por ciento que utiliza Instagram.

En la ENDUTIH 2015, alrededor de 1 millón 180 mil yucatecos reportaban haber utilizado internet en el último año, equivalentes al 62 por ciento de la población del estado. De estos usuarios, 67 por ciento reportan usarlo diariamente, lo que es mayor a la media nacional de 59 por ciento.

Viendo en términos generales estos datos, uno puede concluir que Yucatán está montado en la misma “ola expansiva” de internet que el resto del mundo. No solo por la cantidad de usuarios en el estado. En Yucatán se ha “democratizado” el uso de internet, por lo que ha dejado de ser una herramienta para una minoría. Hoy en día, miles de yucatecos no pueden imaginar lo que sería su vida sin su smart phone, ni Facebook o sus vídeos en YouTube. Así también, es una herramienta educativa sin igual, con la cual miles de yucatecos tienen la oportunidad de aprender cosas nuevas y mejorar sus habilidades.

Habrá quienes todavía tengan desconfianza de esta herramienta y crean que presenta riesgos materiales o físicos para los usuarios. Sin embargo, ante esos peligros, no usar internet representa una falsa salida; por el contrario, lo mejor es cultivar una mente con criterio, que sepa diferenciar los beneficios y riesgos potenciales de utilizar la red de información más grande del mundo. Así, cuando uno está lo suficientemente educado sobre internet, los riesgos que se nos presentan pueden no ser muy distintos a los que corremos en la vida diaria, cuando vamos a un restaurante nuevo o conocemos a una nueva persona.

Es importante que avancemos más en la penetración de internet para todos los yucatecos. Sobran estudios que demuestren los enormes beneficios que conlleva expandir el uso de internet para una economía y el bienestar de su gente. Además, en esta época de redes sociales, internet nos ha permitido interconectarnos más y generar una comunidad global como nunca antes se había visto en el mundo. Apostar a internet no solo nos hace más competitivos, también nos permite progresar con mayor velocidad y abrir más nuestras fronteras; físicas y mentales.

Invertir en internet es invertir en nuestro futuro y nuestra calidad de vida.

En más de 140 caracteres: 89 por ciento de los yucatecos acceden a internet a través de su celular, 15 puntos porcentuales por encima de la media nacional. Como diría el buen Cantinflas: ¡Ahí está el detalle!