Saldos del segundo debate
. 19 junio, 2018

“El debate permanente es el único antídoto contra la manipulación de la opinión” –Albert Jacquard

El domingo 10 de junio se celebró el segundo debate entre los candidatos a la gubernatura de Yucatán, dedicado a los temas de economía, equidad de género, educación y ciencia y tecnología. Estos eventos son ejercicios indispensables para que los ciudadanos se informen y razonen su voto; son polémicas que nos permiten conocer las posturas de cada candidato, sus trayectorias y, sobre todo, contrastar los proyectos.

Antes que nada, quiero decir que celebro que este debate se haya dado en un ambiente de respeto, más centrado en la discusión de propuestas que en descalificaciones. Sin embargo, noté que algunas de las propuestas parten de diagnósticos incompletos. En este sentido, en los siguientes párrafos quiero hacer tres breves comentarios para enriquecer nuestro debate público.

Economía

La economía yucateca no está exenta de los grandes problemas de la economía mexicana: desigualdad, informalidad y falta de crédito. Además, 96% de las empresas yucatecas, como dijo el moderador, son pequeñas y medianas (Pymes). Me gustó que todos los candidatos están conscientes de este tema y el hincapié que se hizo en el desarrollo del campo y la sustentabilidad.

Se hablo de ayudar a los trabajadores, de buscar mejores canales de comercialización para las Pymes, de programas de emprendimiento. Sin embargo, creo que faltó profundizar más en el tema. Las Pymes, ya sean informales o formales, son organizaciones complejas que se enfrentan a un contexto hostil. El panorama es complicado a nivel nacional pues, por falta de planeación, desorden financiero y una mala estimación de las oportunidades de negocio, la mitad de las empresas mexicanas mueren en su primer año de vida y solo el 25% llegan al tercer año.

En este sentido, me hubiera gustado escuchar más propuestas que vincularan al sector educativo con el modelo económico. ¿Cómo conectar la investigación que se realiza en nuestras universidades con el desarrollo productivo del estado? Si nuestra economía está conformada por tantas Pymes, ¿qué instrumentos financieros y empresariales les estamos enseñando a los adolescentes en las escuelas? ¿Cuáles son los conocimientos que deberíamos socializar para mejorar la productividad de esas empresas?

Por otro lado, admito que me hubiera gustado asimismo escuchar más discusión sobre las propuestas en materia de turismo. Como ya he platicado antes en este espacio, la gastronomía, la cultura y nuestra biodiversidad sigue siendo una ventaja comparativa única: ahí tenemos un importante potencial. Aprovechémoslo.

Agenda de género

Este fue el apartado que me dejó con más dudas. Para construir un estado con mayor igualdad entre hombres y mujeres, ¿en verdad se necesitan más talleres, más secretarías y más burocracia? Este tipo de propuestas, que todos los candidatos pusieron sobre la mesa, me parecen redundantes.

Creo que las desigualdades se deben combatir, primeramente, en la economía. Necesitamos más oportunidades de desarrollo profesional para las mujeres, así como que tengan más acceso a puestos de toma de decisiones y que, dentro de las empresas, ganen igual que sus colegas. Para esto, es fundamental que los apoyos a las Pymes cuenten con una perspectiva de género.

Segundo, no hay que crear más oficinas, sino hacer eficientes las que ya se tienen. Para reducir la violencia contra la mujer, necesitamos reducir la impunidad de los crímenes: que el ministerio público investigue y castigue eficazmente los casos. Y también mejores políticas de prevención.

Educación

Me preocupa que no se incorpore el tema de salud a los diagnósticos sobre la educación, ya que Yucatán es uno de los estados, por ejemplo, con mayor obesidad y diabetes. Estos problemas sanitarios terminan condicionando la biografía de las yucatecos. Necesitamos jóvenes sanos que puedan atreverse a soñar, pensar en grande.

**

En menos de 280 caracteres: Querido lector, querida lectora, hasta aquí mi aportación al debate. En estas elecciones infórmese, debata y exija. Solo con una ciudadanía comprometida, podremos construir el Yucatán que queremos.

Artículo publicado en el Diario de Yucatán, el 19 de junio de 2018.