Salud: Un reto para el nuevo gobierno
. 10 julio, 2018

“Sin salud no hay nada” –Dicho popular

Con el desenlace del proceso electoral estatal, es momento de pensar en las principales políticas que el nuevo gobierno deberá impulsar e implementar, no solo para cumplir sus promesas de campaña, sino, sobre todo, para mejorar la calidad de vida de las y los yucatecos.

Como he discutido anteriormente en este espacio, la salud es un problema silencioso y dramático que afecta la vida de la mayoría de las personas que viven en nuestro estado. Yucatán no solo es víctima de rezago e insuficiencia en infraestructura hospitalaria, sino también del desabasto de medicamentos, del mal trato de algunos médicos a los pacientes y de la falta de prevención para tratar enfermedades crónicas como la diabetes, la obesidad y la hipertensión. Estamos ante un problema multidimensional y complejo, que además es exacerbado por el hecho de que 48% de la población vive en pobreza y, por ende, es mucho más vulnerable a los efectos de cualquier enfermedad que requiera de tratamiento especializado.

En materia de salud, el futuro gobernador, Mauricio Vila, planteó dos principales propuestas: la Chequera de la Salud y el Plan de Emergencia para Reforzar la Infraestructura Hospitalaria. Empezando por la segunda, a Yucatán le urge contar con más y mejores hospitales regionales para despresurizar a los que existen en Mérida y reducir las muertes provocadas por los largos traslados a los hospitales mejor equipados de la capital. No solo eso, el reforzamiento de la infraestructura hospitalaria regional facilitaría la capacidad de reacción ante accidentes y prevendría el agravamiento de enfermedades fáciles de tratar cuando son detectadas en una etapa temprana. Además de contar con más camas y medicamentos, este reforzamiento debe de contemplar la adquisición de equipo médico nuevo y útil, así como la contratación de médicos especialistas que vivan y den consulta en los municipios donde se encuentren los hospitales regionales.

Por su parte, la Chequera de la Salud es una propuesta cuya implementación implicaría varias acciones inmediatas y urgentes por parte del gobierno. Para contar con médicos las 24 horas en los 106 municipios, con medicinas siempre disponibles en los centros de salud, con traslados garantizados para pacientes graves, con médicos que visiten pacientes a domicilio y con ginecólogos que atiendan a las mujeres antes, durante y después del embarazo, como mínimo, el nuevo gobierno tendrá que reordenar el presupuesto estatal para contar con fondos suficientes para realizar las compras y contrataciones que implican estas propuestas.

La implementación de la Chequera de la Salud también requeriría del entrenamiento de más médicos especialistas y de la actualización de los existentes, lo anterior para asegurarse de que el mejoramiento en la materia no solo sea cuantitativo sino también cualitativo. Es aquí donde vigilar el buen trato de los médicos a los pacientes cobra gran relevancia. Lograr algo tan básico como esto podría hacer una enorme diferencia en la salud de cientos de miles de yucatecos.

Como puedes ver, querida lectora, querido lector, el diagnóstico en materia de salud es tan claro como la exigencia de un cambio de gobierno por parte de la mayoría de los yucatecos. En el próximo sexenio el reto no es inventar la rueda, sino fijarnos metas realistas y realizables, asegurando los recursos necesarios para concretarlas y apostándole a políticas que mejoren la salud de la población en el largo plazo. Las y los yucatecos merecemos mucho más y podemos estar mejor. Garantizar el derecho a la salud es la manera más noble de lograrlo.

***

En menos de 280 caracteres: La elección de Jorge Carlos Ramírez Marín como nuestro representante en el Senado de la República también es una buena noticia para Yucatán. Un político experimentado y comprometido con nuestro estado. Enhorabuena.

***

Este columnista se tomará un descanso hasta el próximo 14 de agosto. Aprovechemos la temporada de vacaciones para disfrutar a la familia y recordar las razonas por las cuales vale la pena dar el máximo por México y Yucatán todos los días.

Artículo publicado en el Diario de Yucatán, el 10 de julio de 2018.