Yucatán y el Estado de derecho
. 15 octubre, 2018

“La ley suprema es el bien del pueblo” –Cicerón

La debilidad del Estado de derecho es quizá el freno más importante para detonar el enorme potencial económico de México. En la medida en que los ciudadanos, las empresas, las instituciones de gobierno y las organizaciones sociales podamos resolver nuestros conflictos a través de canales institucionales, el marco legal generará la confianza necesaria para atraer inversiones de largo plazo y con mayor valor agregado. Así de claro: sin un respeto absoluto a las leyes vigentes y a los derechos humanos, México seguirá siendo un país pobre y desigual, donde el acceso a la justicia seguirá siendo inequitativo y costoso y donde la corrupción seguirá siendo la manera más eficiente de resolver conflictos cotidianos.

En 2017 México ocupó el puesto 92 de 113 países evaluados en el Índice de Estado de Derecho del World Justice Project (WJP), una caída de cuatro puestos con relación a la medición anterior. Está de más profundizar sobre la gravedad de ocupar una posición tan baja en la lista: a estas alturas es evidente y ha sido discutida ad nauseam. Lo revelador de la medición de este año es que por primera vez el WJP también se dio a la tarea de evaluar el Estado de derecho en las 32 entidades. Los puntajes de esta medición oscilan entre 0 y 1, donde 1 significa el mayor respeto al Estado de derecho y 0 el menor. ¿Qué nos dicen los resultados?

Lo primero a destacar es que, a pesar de que México ocupa una posición muy baja en la tabla mundial, la varianza entre entidades no es menor, lo que habla de importantes diferencias en la fortaleza del Estado de derecho a lo largo del territorio nacional. Para que te des una idea, querida lectora, querido lector, el promedio nacional es de 0.39, los primeros tres lugares los ocupan Yucatán, Aguascalientes y Zacatecas con puntajes de 0.45, 0.44 y 0.44, respectivamente, mientras que los últimos tres los ocupan Guerrero, Baja California Sur y el Estado de México con puntajes de 0.29, 0.35 y 0.36, respectivamente. En el promedio nacional, con 0.39 puntos, se ubican Chiapas, Colima, Oaxaca, San Luis Potosí y Chihuahua.

La varianza es aún más interesante si analizamos los resultados de cada uno de los ocho factores que componen el Índice. Por ejemplo, en el factor de Ausencia de corrupción la lista está encabezada por Querétaro, Zacatecas y Guanajuato, los tres con un puntaje de 0.42. En este factor Yucatán ocupa la posición nueve con 0.39 puntos, mientras que las entidades más rezagadas son la Ciudad de México, Guerrero y el Estado de México con puntajes de 0.27, 0.28 y 0.28, respectivamente. Lo curioso es que en otros factores como Límites al poder gubernamental, Gobierno abierto, Cumplimiento regulatorio y Justicia civil, Yucatán aparece a media tabla o en las últimas posiciones. Lo que nos distingue y catapulta a la primera posición nacional es el factor Orden y seguridad, donde tenemos 0.77 puntos, 0.16 más que el segundo lugar y 0.58 más que el último lugar. Aquí pueden encontrar el reporte completo: https://bit.ly/2OPCG9L.

La lección de este estudio para Yucatán me parece muy clara: no podemos tirarnos en la hamaca por haber ocupado un engañoso primer lugar nacional. Lo que explica la privilegiada posición de nuestro estado es nuestro desempeño en el factor Orden y seguridad y en menor medida en el factor Justicia penal. No es momento de confiarnos y abandonar la difícil tarea de seguir fortaleciendo el Estado de derecho en nuestra entidad. Todavía falta mucho por hacer y de eso depende que podamos terminar de detonar el enorme potencial económico de nuestro estado. Además, recordemos que la seguridad es frágil y se puede perder en cualquier momento. No se trata sembrar psicosis social, sino de tomar las medidas necesarias para prevenir problemas futuros. Estamos a tiempo.

***

En menos de 280 caracteres: “Lo felicité por su programa de austeridad, y ojalá y otros gobernadores hagan lo mismo, que sigan el ejemplo del gobernador de Yucatán”. Palabras del presidente electo Andrés Manuel López Obrador tras reunirse con el gobernador Mauricio Vila en su visita el pasado viernes.

Artículo publicado en el Diario de Yucatán, el 16 de octubre de 2018.